Se celebra con éxito el VII Encuentro Global de la Red Solidaria de Jóvenes: incidimos por un mundo en igualdad

Se celebra con éxito el VII Encuentro Global de la Red Solidaria de Jóvenes: incidimos por un mundo en igualdad

Del 13 al 16 de febrero, un total de 285 personas, entre jóvenes, educadoras y educadores, organizaciones invitadas y voluntariado, han participado en el VII Encuentro Global de la Red Solidaria de Jóvenes de Entreculturas bajo el lema “La igualdad está en tus manos”. Este Encuentro con dimensión internacional se celebra cada dos años para ofrecer una experiencia de participación y ciudadanía global a las y los jóvenes, para seguir incidiendo en la consecución de un mundo más justo, sostenible e igualitario. Este VII Encuentro ha sido un momento clave para impulsar que los y las jóvenes se sientan parte de una juventud interconectada y global que atesora el suficiente poder para transformar las desigualdades globales que les movilizan. Jessica García, Responsable del Departamento de Educación no formal y Movilización de Entreculturas, señaló que “las y los jóvenes tienen que participar en los espacios de toma de decisiones, las políticas les afectan y la mejor forma de aprender a participar es fomentando espacios donde los y las jóvenes puedan organizarse y pasar a la acción”. En todos los momentos de trabajo colectivo, intercambio de experiencias y aprendizaje que se realizaron durante el Encuentro Global, tanto jóvenes como docentes estuvieron participando activamente como agentes de cambio, fortaleciendo sus capacidades para movilizarse e incidir, y construyendo propuestas concretas de incidencia política y transformación social. 

Una red juvenil que incide en más de 21 países
En el Encuentro tuvo una fuerte presencia la Red Generación 21+, red global de participación juvenil que articula a más de 21 países, de la cual las y los jóvenes de la Red Solidaria española forman parte. Desde el jueves 13 se encontraron jóvenes y docentes de 10 países distintos pertenecientes a esta red global, para seguir fortaleciendo la misión que les define: incidir para transformar. “Este objetivo es una parte muy importante del Encuentro, y yo creo que lo hemos logrado, porque incidir es pedir que las estructuras cambien, y creo que si os vais con esa herramienta y sois capaces de llevarla a vuestros sitios, este Encuentro habrá cumplido su objetivo”, compartía Jessica en el Acto de Clausura. 

Daniel Villanueva, Vicepresidente Ejecutivo de Entreculturas, explicó la apuesta de Entreculturas por la juventud que, con la Red Solidaria de Jóvenes, lleva 19 años enlazando a jóvenes y docentes de todo el mundo con el objetivo de crear redes de trabajo para la construcción de una ciudadanía global y con el objetivo de responder, mediante la acción movilizadora y de incidencia, a los retos de la agenda internacional. “La verdad es que estar aquí hoy con vosotras y con vosotros es como “enchufarse” a una energía que te hace confiar en que realmente la transformación de este mundo en un lugar más justo, más humano, más solidario, más sostenible, es posible”, señaló Daniel. 
Simulando un Foro Mundial de Territorios y Naciones Reunidas
El Encuentro, que se ha podido seguir a través del hashtag #7EncuentroGlobal, simuló la celebración de un Foro Mundial de Territorios y Naciones Reunidas, en el que jóvenes expertas y expertos habían sido invitados a abordar las desigualdades y desafíos globales que vive el Planeta, con la urgencia de saber que nos quedan 10 años para alcanzar la Agenda por la Igualdad y el Desarrollo Sostenible 2030 (poniendo foco en desafíos como la crisis climática, desigualdad de género, migraciones forzosas, derecho a la educación, desigualdades sociales, violencia y cultura de paz, defensa de los derechos humanos, etc.). 

Las y los jóvenes de la Red Solidaria fueron invitados a este Foro para representar a la juventud en este espacio pero, al llegar, se encontraron con que el Foro estaba estructurado de forma que la juventud no podía participar realmente, no había en la agenda espacios para escuchar sus voces. Por lo tanto, las y los participantes decidieron, durante el acto de inauguración de la velada del viernes, tomar de forma pacífica y propositiva el foro y convertirlo en un Foro de Juventudes Reunidas para demostrar que la juventud mundial tiene mucho que decir y hacer ante las problemáticas globales que les afectan y preocupan, y que quieren participar de forma activa en los espacios de propuestas y de toma de decisiones. 

“Nuestra participación debe ser plena. Las decisiones que se van a tomar nos afectan, afectan a nuestro futuro. Tenemos que estar involucradas en ellas y decidir también. Nuestra contribución es igual de importante y necesaria. Tenemos mucho que decir acerca de cómo abordar problemas como la injusticia y la desigualdad en nuestros entornos y en el mundo. Por ello queremos una participación política activa y real”, reivindicó Erika Torrescusa, joven participante de la Red Solidaria en Extremadura. 
Este Encuentro ha sido un ejemplo de participación significativa para demostrar a los y las jóvenes el poder que tienen para organizarse y generar transformaciones sociales de manera articulada. Durante los talleres de formación del sábado, las y los más de 200 jóvenes elaboraron conjuntamente un Manifiesto de incidencia desde su posicionamiento como Red Generación 21+. Éste se ha convertido en un documento oficial dirigido a la ciudadanía e instituciones políticas, que recoge todas las propuestas de transformación social que, según su criterio, tienen que darse para alcanzar un mundo igualitario, justo y sostenible. “Aquí en este Encuentro, se alzan nuestras voces para ser escuchadas. La esperanza nunca se acaba, por eso hoy, proclamamos nuestro Manifiesto” explicó Ana Digna, joven de República Dominicana participante de la Red Generación 21+ antes de leer el Manifiesto. 

“Los objetivos son importantes, las luchas son importantes, pero no hay nada más importante que nosotros. Sí, nosotros. Yo no sé ustedes, pero cuando yo llego aquí, me siento bien, me siento feliz, como si nada malo existiera ahí fuera, como si realmente pudiéramos cambiar el mundo” recordaba Erika, joven de Extremadura, durante la lectura del Manifiesto. Desde este posicionamiento y mensaje que lanzan a las instituciones y a la ciudadanía global, la juventud de la Red Generación 21+ reivindicaba su portavocía y agencia trasladando los siguientes compromisos: “no conformarnos con las injusticias que les rodean, ser agentes de cambio, movilizarnos desde lo local para incidir en el ámbito internacional, y empoderar a otras y otros jóvenes”. 
Durante el cierre del Encuentro, Jessica García animó a las y los jóvenes y al profesorado participante, a seguir encontrándose con el mundo para poder transformarlo. “Se aprende a participar participando. Reuniros, pensar en conjunto, alinear discurso y preocupaciones, indignaciones, pero también propuestas. El mundo necesita de vuestra participación real, de vuestra implicación, pasión, convicción, y Entreculturas quiere impulsar vuestra participación y motivación para que podamos serviros de trampolín”.

La implicación y compromiso activo del profesorado en este Encuentro también ha sido un éxito, demostrando una vez más que su papel de acompañar, inspirar e impulsar el movimiento juvenil es un pilar esencial para hacerlo posible. El mensaje que lanzó Ana Segura, docente de la Red Solidaria Valenciana, reivindicó que como educadoras y educadores quieren acompañar y participar activamente en las propuestas de la juventud: “sabemos que sois totalmente capaces de lograr lo que os proponéis. En este Encuentro lo demostráis y hacéis que los educadores nos sintamos muy orgullosos de vosotros. Nos dais esperanza de que el mundo todavía se puede cambiar”. Al igual que las y los jóvenes, Ana nos recordó que “este Manifiesto no puede quedarse aquí. El Encuentro no puede quedarse aquí. Tenemos la labor como educadores de empujar esto. De este encuentro nos llevamos compromisos, agendas, que hay que trabajarlas. Tampoco podemos quedarnos solo en la escuela. Nos llevamos muchas personas en el corazón, pero también nos llevamos la obligación de sacar esto adelante. Somos la red Generación 21+ y tenemos que hacernos más visibles.
Cerrando este emocionante y transformador VII Encuentro Global, Juan Pablo Rayo, coordinador de la Red Generación 21+, también quiso trasladar a las y los jóvenes un mensaje de esperanza y un sentimiento de pertenencia a una red transformadora: “La ciudadanía no es más que la invitación a hacernos cargo de la realidad, de esta realidad que nos ha tocado. Se construye y se recrea del encuentro, en el diálogo constructivo, en la acción comprometida. Somos caminantes, porque somos potencia transformadora. Cuando estamos juntos, cuando nos conformamos como colectivo capaz de sentir, pensar, actuar, organizar y comunicar, comunicar esas otras alternativas.”

El Encuentro finalizó con un llamamiento a que las y los jóvenes sigan tomando la igualdad en sus manos, ya que el poder que tienen como portavoces y agentes de cambio ya está teniendo un alcance e impacto real en muchos países y regiones del mundo, transformando los desafíos que les indignan e interpelan. Además, como Erika Torrescusa recordó a la audiencia en la celebración final del Encuentro, “esta experiencia no puede quedarse aquí, tenemos que seguir luchando con las mismas ganas cuando volvamos a nuestros centros o a donde quiera que vayamos”.


La Red Solidaria de Jóvenes de Entreculturas
En sus 19 años de andadura desde su nacimiento en 2001, la Red Solidaria ha acompañado a más de 7.000 jóvenes. Actualmente, participan en el programa 2.750 chicos y chicas y 217 docentes de 112 centros educativos de 9 Comunidades Autónomas españolas, enlazados con otros grupos de jóvenes y docentes de distintos países latinoamericanos y africanos. ¿Cuáles son los objetivos del programa?

  • Saber más, y con mayor capacidad crítica, sobre pobreza y exclusión, globalización, derechos humanos, conflictos y emergencias, movilidad humana, convivencia intercultural y participación sociopolítica.
  • Desarrollar una escala de valores y tomar decisiones morales. Nuestros valores son la solidaridad, la justicia, la libertad responsable, la igualdad, la convivencia en la diversidad y la trascendencia.
  • Aprender a relacionarnos democráticamente y participar en la sociedad para mejorarla: trabajo en equipo, diálogo y escucha, análisis de problemas sociales y planteamiento de alternativas; planificación y realización de acciones de servicio comunitario, educativo y de sensibilización social.
  • Promover nuestra participación portavocía en espacios de toma de decisiones, promoviendo nuestro papel como agentes de cambio que se movilizan e inciden de manera sociopolítica.
     

* Este Encuentro es posible gracias al apoyo de la Cooperación Española (AECID) y otros donantes comprometidos con la Educación para la Ciudadanía Global.